Antecedentes

La sociedad mexiquense exige de su gobierno cercanía y responsabilidad para lograr con hechos, obras y acciones mejores condiciones de vida y constante prosperidad. En este sentido, el Estado de México impulsa la construcción de un gobierno eficiente y de resultados cuya premisa fundamental es la generación de acuerdos y consensos para la solución de las demandas sociales.

La solidez y el buen desempeño de las instituciones gubernamentales tiene como base las mejores prácticas administrativas emanadas de la permanente revisión y actualización del marco regulatorio, de las estructuras organizacionales, de los sistemas de trabajo, del diseño e instrumentación de proyectos de innovación y del establecimiento de sistemas de gestión de calidad.  

En consecuencia el Ejecutivo estatal publicó el 6 de septiembre de 2010, en el Periódico Oficial “Gaceta del Gobierno”, la Ley para la Mejora Regulatoria del Estado de México y Municipios y con ella surge la Comisión Estatal de Mejora Regulatoria como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Económico.

La Comisión Estatal nace con el objetivo de consolidar una mejora integral, continua y permanente de la regulación estatal y municipal que en coordinación con los poderes del Estado, los ayuntamientos y la sociedad civil consoliden un sistema integral de gestión regulatoria que esté regido por los principios de máxima utilidad para la sociedad, transparencia, eficiencia y eficacia gubernamental, competitividad, desarrollo económico, modernización administrativa, entre otros.

 

 

Este órgano desconcentrado, dotado de autonomía técnica y operativa para promover la mejora regulatoria, encabeza un proyecto de gran calado respecto a la consolidación de un marco regulatorio fuerte que facilite las actividades productivas y disminuya las trabas burocráticas en el establecimiento de empresas que hagan del estado una entidad más competitiva.